Cómo empezar a meditar

Cómo empezar a meditar y hacerlo todos los días

Te despistas con el vuelo de una mosca.
Tu compañero de trabajo te pide que le eches una mano y lo dejas todo.
Lees un Whats app y te quedas atrapada en Instagram.

Esto más o menos es lo que ocurre cuando te quieres «poner a meditar» un día cualquiera.
Tienes las ganas a tope pero aparecen los imprevistos o los desvíos de atención.
Te boicoteas a ti misma.

En este Post te cuento trucos efectivos y una cosita al final que se te va a gustar.

Para que te pongas a meditar pase lo pase, prueba de hacer esto:

  1. Decide a qué hora vas a hacer la práctica. Con flexibilidad pero con firmeza. Es tu momento y tiene que ser prioritario.
  2. No te compliques. Sentada en tu silla favorita está genial.
  3. Con 10 minutos es suficiente. Si necesitas más, quédate más rato
  4. No busques «hacer bien la meditación»
  5. Meditar es observar tu respiración y que los pensamientos y distracciones no te alejen del presente.
  6. Siempre te van a venir pensamientos. No te enfades por ello

En mi faceta «meditadora» he comprobado que lo importante es ponerte y dedicarte un tiempo de calidad.

Entonces,
¿Por qué te cuento todo esto? 
Porque quiero que te des la oportunidad de estar en el presente. A pesar del ruido que tenemos fuera y de los momentos complicados que estamos viviendo. 
Me imagino que tu cabeza va a mil por hora y te manda mensajes de miedo y te llenas de angustia porque no sabemos cómo será el futuro.
Esto a mi también me angustia, no te voy a engañar. Pero tengo recursos y uno de ellos es procurar estar en el presente y una de las maneras es practicando la meditación.

Mejor ponerse sin pensar. Que sea lo primero que hagas después de cepillarte los dientes o cuando llegues a casa del trabajo. 
Si al día siguiente también  lo vas a hacer, ahora no te importa. Te interesa el presente. Sin mirar el calendario ni la agenda.

Cada día es un pasito.

Tu práctica de meditación será tu «ritual íntimo»  Tus 15 minutos sagrados del día que te llevarán a tu calma interior.
Se que cuando te dediques este tiempo a estar contigo va a cambiar tu actitud a mejor:

  • Empezarás el día enfocada, con la mente despejada.
  • Dejarás de hacerle caso a los pensamientos de miedo y catastróficos para centrarte en lo que ocurre en el presente.
  • Te sentirás más liviana, descansada.

Cuando meditas te estás dedicando Tiempo y es el primer paso para disparar tu Autoestima.

Si nunca has meditado y sientes que necesitas hacer algo para que tu cabeza deje de mandarte mensajes de angustia, sigue leyendo.

He creado un taller gratuito y en vídeo para que empieces a meditar desde casa.

Deja tu datos en el formulario y recibirás hoy mismo el primer vídeo.
Este taller es para personas que nunca han meditado o que lo han intentado pero lo han dejado a los pocos días.

Aprende a meditar desde tu casa.

Déjame tus datos y te mandaré un taller en video para que empieces hoy mismo aunque seas muy nerviosa.

A continuación te voy a desmontar algunos mitos sobre la meditación, es mi manera de verlo por si te resuena y quieres animarte a aprender conmigo.

  • Meditar no es dejar la mente en blanco, es observar los pensamientos sin irse con ellos.
  • Meditar no está sujeto a religiones ni creencias determinadas, es una práctica para estar en el presente.
  • No tienes que seguir a «gurús»
  • No tienes que sentarte en posturas imposibles, tienes que estar cómoda y ya está.

Deseo que la meditación te ayude a pasar mejor esa situación complicada de incertidumbre en la que estamos. Con paciencia, cariño hacia ti misma y mi ayuda, estoy segura que te sentirás mejor cada día.

Aprende a meditar desde tu casa.

Déjame tus datos y te mandaré un taller en video para que empieces hoy mismo aunque seas muy nerviosa.