In Meditación

¿Vuelves de un puente y te cuesta horrores incorporarte al trabajo?

¿Estás de bajón o es un lunes gris’

Aunque sea un día cualquiera, te ayudo a que tengas una actitud que sea buena para ti y tu entorno.

Vamos a intentar ponernos a la tarea con nuestra mejor sonrisa.

 

Qué te vas a encontrar en este Post.

Es un artículo cortito a modo de trucos y resumen.

Una serie de 3 meditaciones guiadas para que tu vuelta al trabajo o tu jornada laboral tenga sentido y armonía, en la medida que se pueda.

Y esto funciona tanto si trabajas para otros como si eres “dueña y señora” de tu negocio.

 

1. Antes de salir de tu casa practica esta pequeña meditación.

Si trabajas desde tu casa, búscate un rinconcito y dale un respiro a tu cabeza antes de ponerte al lío.

Te puedo asegurar que notarás la diferencia.

Empezar a trabajar con la cabeza a mil por hora o sentir calma interior es un antes y un después.

Meditación para hacer por las mañanas.

2. Haz pequeñas pausas entre tareas con esta meditación de la caja.

Tu y yo sabemos que para que nos cunda el tiempo y terminemos las listas de tareas, nuestro cerebro necesita:

  • hacer paradas técnicas
  • alimenentarse
  • cambiar de escenario

Cada una se sabe lo suyo.

Yo hago paradas técnicas cada 20 minutillos aprox.

Dejo lo que estoy haciendo y me doy una vuelta.

Cuando trabajo desde casa me doy una vuelta por el pasillo o voy a la cocina.

Como algo ligero: siempre tengo fruta cortada y batidos en mi nevera. Así no tengo la tentación de comer galletas sin parar.

Y otra acción que me sirve mucho para despejar mi cabeza es la de dibujar o hacer lettering. Mi truco es tener cerca una libreta para ello y rotuladores de colorines. Dibujo mandalas o garabatos de colores.

Puedes ver mis “trabajos” en mis Stories de Instagram

Y por supuesto, hago pausas meditando un poco. Prueba de hacer esta.

 

Meditación de la Caja.

 

3. A última hora del día, practica esta meditación para levantarte con chispa y alegría.

Si quieres tener un buen día, empieza la noche anterior.

Es como cuando te preparas la ropa del día siguiente, tu día tiene otro “orden mental” porque tienes una cosa menos en que pensar.

 

Visualizar como quieres que sea tu día lo puedes hacer ya por la noche.

Le estás enviando un “mensaje a tu mente y a tu cuerpo” que quieres que el día sea lo mejor para ti.

Pautas para hacer esta práctica:

  • Visualiza tu día de manera realista.
  • Siente en tu cuerpo las emociones que te vienen cuando visualizas
  • No te juzgues y se amable contigo.

 

Meditación para crear tu día ideal.

 

Conclusión:)

Espero que ahora los lunes sean el mejor día de la semana o casi tan buenos como los viernes y que volver de puente sea menos dramático.

No podemos cambiar que nos cueste madrugar y tener nostalgia de las vacaciones o de lo bien que lo pasamos en nuestra escapada, pero si podemos poner de nuestra parte para que el volver a la rutina sea armoniosa.

 

Cuéntame tú.

¿Tienes algún truco para superar los lunes o la vuelta a la rutina después de un puente?

Dímelo en el apartado que tienes abajo, en los comentarios.

 

La imagen chula es de Annie Spratt

Publicaciones recientes

Escribe un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies