3 razones por las que no eres constante

Las 4 razones por las que no eres Constante con lo que empiezas y como resolverlo

 

Nuevo curso3 razones por las que no eres constante

Nuevos objetivos

Nuevos aprendizajes

Nuevas rutinas

 

Ya te veo.

  • Suscribiendote a esa Newsletter para ser la primera en enterarte de la fecha de ese curso que no te quieres perder
  • Mirando horarios de las clases de inglés que te quieres apuntar
  • Anotando en tu agenda la fecha tope para pagar el curso de escritura
  • Planificando hasta diciembre tus actividades de por las tardes.
  • Escribiendo un Whats App a tu profesora de Yoga para que te guarde tu plaza

 

Y así varios temas más …

 

Estás super emocionada y no es para menos

Septiembre es el mes de los comienzos. Tienes la energía renovada después de verano y  ganas de comerte el mundo (yo estoy igual)

Preparando mis cursos y decidiendo a que formación me voy a apuntar

Me atrapa el espíritu de cuando era pequeña y el inicio del Cole. Y también, lo confieso, entro en la vorágine del material de escritura y planificación  como libretas, cuadernos de todo tipo, bolígrafos y rotuladores de colores. Y las Agendas que son un mundo aparte

Septiembre me vuelva loca. Mis neuronas están dando palmas por todo lo que van a tener que crear y escribir.

 

Pero déjame que te cuente …

¿Te has parado a pensar lo que ocurrió el año pasado?

Empezaste a tope y en un mes y medio todo se fue al traste.

En el primer mes no fallaste ni una clase.

Pero la última semana de septiembre dejaste de ir a alguna clase y pensaste: bueno es la primera que fallo. No pasa nada.

Y  en octubre aparecieron las excusas o de repente algo se convirtió en muy urgente y no podía esperar.

 

¿Te suena esta situación?

Y así pasa un mes

Y por las noches te sientes fatal porque «otra semana no has ido a tu clase de Spinning» (por ejemplo)

Y en la cama tienes esa sensación que tan poco te gusta, de frustración.

 

Lo que ha ocurrido es que eres poco constante

Y nos ocurre a mucha más gente de lo que te piensas (por si te sirve de consuelo)

A mi también me abandona la constancia.

Pero tengo un método, que hoy comparto contigo, para ser constante

 

Primero te cuento porque NO eres constante

La falta de constancia viene porque:

  • eres impaciente: nos apuntamos a Yoga por ejemplo y queremos ver resultados en nuestro cuerpo y mente a las pocas semanas
  • no tienes perspectiva: creemos que con un par de meses ya seremos grandes escritores
  • te pones acciones poco realistas. mejor correr 30 minutos al día que ponerse 60 minutos del tirón
  • confías demasiado en tu fuerza de voluntad. Y esta bien para empezar, pero no para ser constante

 

 

Ser constante es la clave para adquirir nuevos hábitos. Repetir una y otra vez esa acción

 

el secreto para ser constante

Mi manera de ser constante en algo que me he propuesto la comparto contigo

 

Método para ser constante y vencer a las excusas

 

#1. Agendo esta actividad.

Le pongo un horario a la actividad. Hora de inicio. Y si es una actividad que hago yo por mi cuenta, todavía más. Por ejemplo si salgo a correr o si medito cada día

#2. Escribo en mi cuaderno Mi Manifiesto.

Este es mi Manifiesto para  que la meditación esté presente todos los días en mi vida (por si te inspira)

 

Todos los días a las 8.30 practico una pequeña meditación de 20 minutos.

Pase lo que pase no me la salto. Si estoy de viaje y fuera de mi casa. La practico igualmente porque no necesito nada especial para ello.

Meditar cada día me beneficia. Estoy más alegre y me ayuda a tener mi mente clara para terminar mis tareas.

 

#3. No me salto ni un día. Tengo un calendario mensual

Tengo una hoja mes a mes de mis rutinas y voy tachando cada día que pasa. Visualmente me ayuda y me dan ganas de seguir

También es importante esquivar a las excusas y tener un Plan B

# 4. Celebro cada x tiempo y reviso los resultados.

También es el momento de aumentar o modificar la actividad

 

Conclusión

Si mantienes la constancia en algo que te has propuesto se convertirá en un Hábito

Las personas que adquieren Hábitos Saludables, viven con más alegría y con menos frustración

Este mes decide en que quieres ser constante y ponte a ello. te acostarás con una sonrisa en tu cara

 

Y ahora te toca a ti.

 

¿Alguna vez has sentido la frustración por no seguir yendo a esas clases que te apuntaste?

¿Cómo resuelves la falta de constancia?

Puedes dejar tu comentario en el lugar para ello justo debajo de la caja de suscripción

 

Comments (2)

    • Hola Anna,

      ¡Qué ilusión leerte!

      Toda la razón.

      Estamos metidas en un bucle de empezar y empezar y en ocasiones nos puede generar inquietud.
      Yo también procuro tener una o dos cosas al tiempo por hacer. Y cuando termino una lo celebro

      Es un subidón muy grande terminar
      Gracias por tu comentario, Anna :)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *